Herry Sotter

Reseña

Herry Sotter es una parodia declarada que se inspira en los acontecimientos y personajes del primer volumen de la famosa saga. Es la historia de un niño que, sin poseer poderes mágicos, es confundido con el famoso Harry, desencadenando toda una serie de cómicos equívocos y de graciosas aventuras.

Para curar a sus tíos, caídos bajo el efecto maléfico de una ensalada de remolacha, Herry entra en la célebre escuela Hoqueguarrs y hace recaer sobre sí la atención de sus rivales, para permitir que su primito Replay, considerado por todos como un inútil —pero que en realidad posee excepcionales dotes mágicas—, pueda encontrar la cura necesaria para «sanar» a sus propios padres.

El libro hace un guiño al género fantástico, al policial y al humorístico. El autor juega con los personajes, por un lado, imitando a los protagonistas de la famosa novela, y por otro, inventando otros nuevos, como los divertidísimos guardianes del huerto: una llama baba-roja que mastica chicle, y un toro unicornio.
Los diálogos, veloces y bien estructurados, son ricos en «condimentos» humorísticos que hacen que la trama sea aún más atractiva.

"Dicen que en el nombre siempre hay un destino: el mío es Herry Sotter"